Archivo | febrero, 2009

encuesta de salón

25 Feb

Dada la gran capacidad autocrítica de los organizadores del 41 Salón Nacional, así como su deseo por cumplir a cabalidad con todos los indicadores del ICONTEC, propongo esta discreta encuesta para medir distintos aspectos del mencionado evento (en el momento de votar, podrá ver los resultados parciales de la encuesta)

Anuncios

¿y de las obras qué?

15 Feb
Oscar Muñoz en Ciudad Solar

Oscar Muñoz en Ciudad Solar

Luego de recorrer los regionales (ver El Salón de los Artistas) me interesa repasar varias cosas que ví en las distintas sedes del Salón Nacional y que sin apostarle a una especie de Top ten* o visita guiada a la Heim, busca establecer relaciones con otras obras y situaciones del proyecto curatorial Urgente! (“es cierto, terrible lo de la jerarquización de espacios y presupuestos, tenaz esto y aquello…. ¿y de las obras qué?”)

Inicio con Ciudad Solar, presentada en este Salón como espacio de encuentro y discusión que funcionaba en la década de los setenta en una casona de Hernando Guerrero y a la que iban, entre otros, Andrés Caicedo, Miguel González, Carlos Mayolo, Pakiko Ordóñez, Ramiro Arbeláez, Hernando Tejada, Lucy Tejada, Fernell Franco y Luís Ospina (y no es que se propusieran algo así como “vamos a crear un espacio para que los artistas de la ciudad se encuentren y generen proyectos”. No señores, se trata de lugares que emergen espontáneamente y van generando sus propias reglas…)

En la foto superior podemos apreciar en Ciudad Solar al joven artista Oscar Muñoz (primero a la derecha) quien recien comenzaba a hacer presencia en el medio local. Esta exposición documental se montó en la misma casa donde funcionó Ciudad Solar, situada en el centro de Cali. Por la misma época estaba también en auge la producción del grupo de cineastas independientes que con el tiempo hacen que la gente comience a referirse a este parche como Caliwood. Un par de décadas despues vienen el Festival de Performance y Lugar a Dudas. En resumen, si algo caracteriza a esta ciudad es que puede dar cuenta de iniciativas independientes que, a diferencia de lo que sucede en Bogotá y otras ciudades del país, están lejos de ser efímeras. Es más, en el caso de Lugar a dudas, logró cohesionar instituciones de la ciudad en torno a proyectos como el Salón de Octubre y el Salón Nacional. (¿Se pueden imaginar que un espacio independiente o un grupo de artistas pueda realizar algo similar en Bogotá? difícil, muy difícil…)

En este contexto, y sin demeritar todo este largo proceso de gestión de Lugar a Dudas y el Festival del Performance que conduce a Urgente!, me pregunto ¿qué lleva al Comité Curatorial a plantear un Salón donde prevalece el hecho expositivo y se descuida la posibilidad de generar espacios de encuentro y discusión que han caracterizado el campo local como es el caso de Ciudad Solar, el Festival de Performance y Lugar a dudas?, se hubiesen podido organizar encuentros con artistas nacionales e internacionales, curadores y el mismo comité curatorial a lo largo del mes y medio que estuvo abierto el Salón (¿recuerdan la Casa del Encuentro en Medellín?)

En la Escuela de Bellas Artes se proyectaba el mítico Agarrando pueblo de Luis Ospina y Carlos Mayolo; me hace pensar no solamente en todo ese arte social que se exporta a la Daros y demás colecciones afines (y cuya curadora de Arte Latinoamericano vino a Cali a llevar materia fresca para nutrir la colección), también en las fotos, mapas, fotocopias de periodicos y demás parafernalia a los que recurren los proyectos comunitarios para representar sus propuestas y que corren el peligro de duplicar las estrategias del oportunismo documental que crítica Agarrando pueblo (“tómele la foto y haga un buen registro, pues eso es lo que se necesita para la exposición…”)

"Nadia sabe para quien trabaja" Gabriel Sierra

"Nadia sabe para quien trabaja" Gabriel Sierra

Luego de intentar activar en repetidas ocasiones la rockola de Transmisiones, entré a la sala y encontré unas fotocopias de Gabriel Sierra donde invitaba a visitar el pasamanos que hizo en un barrio marginal de Cali (un gesto discreto y preciso) despues de regresar al país luego de su intensa temporada en la Bienal del Vacío (si los regionales son el verdadero Salón Nacional, el actual proyecto curatorial es la maqueta para crear una Bienal de Cali o algo similar a lo que se hizo en Medellín con los Encuentros, de esta forma Bogotá se libera de ser el centro y se puede dedicar de lleno a la crítica…)

Algo pasa por encima de mi cabeza (representación de la sinfonía)

Apenas entré en sede de la Sagrada Familia capturaron enteramente mi atención los sonidos de más de dos mil tipos de aves que parecían habitar en su jardín y que trastocaban enteramente el ambiente de este lugar. Se trataba de una escultura sonora (para escuchar, haga click aquí) de Oswaldo Macia que con el titulo de Algo pasa por encima de mi cabeza lograba con eficacia que algo pasara en mi cabeza: dejar de pensar por un momento en los enemil problemas del Salón como modelo expositivo, suspender los marcos conceptuales y demás andamiajes del lenguaje con que usualmente nos acercamos a las obras y pasar de ser el sujeto que observa, lee, interpreta, apropia, juzga, incorpora, redefine, subvierte… a ser el objeto observado por esta sinfonía de Oswaldo Macia (lo que coloquialmente llamamos “dejarse permear” o en clave cursi “volverse una esponja”)

Cathcart Hill de Sarah Rapson

"Cathcart Hill" de Sarah Rapson

En un espacio muy logrado en términos museográficos, se proyectaba el tríptico de videos de la británica Sarah Rapson. En ellos se ve a una mujer que recorre la Tate Modern, a veces camina, otras veces corre, otras aparece llevando un bebé en un coche. El video documenta un illicit performance que realizó la artista en la Tate, donde representa el papel (con vestuario y peluca) de una joven artista que busca -obsesiva e infructuosamente- entrar al museo, ser aceptada, franquear sus límites, lograr la máxima visibilidad posible (“oye, no ví tu obra en la Sagrada Familia ¿donde te tocó?”)

Y quien está en la institución (y en la parainstitución) no está exento de sufrir la misma ansiedad porque sus proyectos y exposiciones logren la aceptación del público lego y especializado, la comunidad artística y el grupo de patrocinadores. El asunto es que una exposición que es al mismo tiempo participativa y excluyente tiene que aprender a convivir con el disenso**, de entenderlo como algo inherente al mismo modelo expositivo y reconocer que un espacio de diálogo tiene sentido siempre y cuando se generen relaciones entre interlocutores que tienen posiciones distintas y hasta antagónicas (con mayor razón si el planteamiento curatorial parte de preguntas, de dudas, de acciones que, supuestamente, invitan al debate…)

Por último, redefino algunas preguntas planteadas por los curadores en su plataforma y las hago extensivas al llamado diálogo entre artistas e instituciones: ¿Cuál es el límite entre las curadurías producidas por artistas para y con las comunidades de las que ellos hacen parte? ¿Cómo resguardar el diálogo de lo institucionalmente correcto? ¿Cómo hablar desde la institución sin perder independencia? ¿Cuál es la necesidad de generar eventos que invitan al diálogo y al debate? ¿Ofrecer una imagen abierta y participativa? ¿Minimizar el disenso? ¿Propiciar la actitud crítica?

______

* Para los que necesitan este tipo de ranking, aconsejo buscar las reseñas que pronto aparecerán en las revistas especializadas. Si no pueden esperar, tienen la opción de escuchar el tour de Elias Heim pulsando aquí

* * Entendiendo disenso no como polémica, sino en ascepción política; como lo definió Miguel López hace un par de semanas en Arte nuevo: “Hablo de política como el ejercicio del disenso, como la posibilidad de impugnar el orden en el cual nuestros cuerpos han sido asignados. Hablo de política como la posibilidad de imaginar otro estado de las cosas, otros modos de construir lo real. Hablo de política como la necesidad de reestablecer el lugar de la diferencia, como el ejercicio de repensar la distribución de los sujetos y de sus representaciones.

¿quiere ser el mejor artista?

8 Feb

Si está deprimido porque el Salón Nacional ya no tiene premios, si considera que ganarse el Premio Botero da mucha plata pero nada de fama, si todavía no tiene edad para aplicar al Luís Caballero, no se preocupe, llegaron los realities al mundo del arte (me refiero a los programas de televisión, pues tenemos concursos y situaciones que son puro reality)

En Inglaterra ya arrancó el primero y tiene las siguientes perlas: un panel de expertos selecciona cincuenta artistas de las miles de aplicaciones que seguramente llegarán hasta el cierre de la convocatoria (27 de marzo). Posteriormente, a estos elegidos les espera una exposición privada para Saatchi, quien escogerá los seis que “cuenten con la suficiente capacidad de riesgo, talento y creatividad” (mejor dicho, absolut casting).

Una vez hecha esta selección vendrá una tormenta mediática que llenará de popularidad, glamour e importancia a estas promesas del arte. Pero aquí no para todo, no señores, la cosa no es tan fácil. Los seis afortunados entrarán a la Mejor Escuela de Arte del Reino para afinar su talento durante tres meses, al cabo de los cuales presentarán sus resultados en una nueva exposición para Saatchi quien decidirá cual de ellos participará en la muestra “Newspeak: British Art Now” en San Petersburgo, donde se codeará con otro grupo que el coleccionista presenta como la nueva generación de british artists (la plata vendrá por añadidura, pues obviamente hay tremendo contrato, ventas millonarias, muchos viajes y un asombroso manejo de imagen)

Y lo de reality viene por la competencia, la convivencia y la filmación de todo el proceso para lanzar (por la BBC) un reality muy similar al de Donald Trump. Se filmarán entrevistas, la vida diaria, inauguraciones, encuentros con los amigos, trabajando en el estudio y, por supuesto, los momentos de tristeza y felicidad que produce el ser elegido o excluído (el contrato les impide enviar reclamos por Internet donde se quejen de los jurados, el concurso, el curador… ).

Para el programa se invitará a importantes teóricos y artistas que opinarán sobre el proceso de cada artista e introducirán al gran público al mundo y los conceptos del arte contemporáneo. Como ven, todo está muy bien pensado (eso sí es lo que se llama “llegar a un público amplio”, no todo es cuestión de tiraje. Es pura cuestión de marketing y en libras esterlinas)

Apenas se enteren Cesar Gaviria y Julito Sánchez seguramente van a pensar en cómo clonar semejante pepazo (“a los finalistas los ponemos a trabajar en un galpón en la Macarena, luego le decimos a los Andes o a la Nacional que se diseñen un curso intensivo con los mejores artistas y teóricos del arte contemporáneo…  al que sobreviva que lo metan en esa feria de Kassel… y listo!!” )

Bueno, para aquellos interesados, esta es la convocatoria (you must speak english and be a UK resident)

Saatchi’ s Best of British

About The Search
Saatchi’s Best Of British is a nationwide initiative by the BBC and Charles Saatchi to discover the next generation of artistic talent. It’s a unique opportunity for artists of all kinds. And, for one, the ultimate opportunity awaits as Saatchi has reserved a space for their work at his forthcoming exhibition at The Hermitage in St Petersburg, Russia. This will be a glittering highlight in the art calendar, providing an international platform for the successful artist to showcase their work and gather widespread recognition.

The search has 3 stages:

1. Application and selection

From now until 29th March you can apply by submitting images of your work and your personal details http://www.submityourart.com. We want artists from all disciplines to apply, including painting, sculpture, installation, digital media, printmaking, performance art and many others.

From all the entries we receive, a panel of respected and independent experts from the art world will shortlist the work of approximately 50 artists. This work will be presented to Charles Saatchi in a private exhibition. From these, he will choose the six he believes have the edge, talent and creativity to be developed and refined over the following three months at a specially created Art School.

2. Art School

The six chosen artists will be enrolled into our Art School in London where they will develop their work under the tutelage of some of the most influential names in the art world today. The students will conceive an original art project of their own and will spend the next three months working on it. This will be the work on which Charles Saatchi will ultimately judge them.

There will be two principle tutors whose roles are to grow the talents of the students and guide them with their proposed projects towards the final selection. To further inspire and develop them, important figures in the art world will make guest appearances and deliver masterclasses. These guests will be selected depending on the specific requirements of those attending the Art School.

3. Final Selection

At the end of the Art School period those students who successfully graduate will exhibit their work once more to Charles Saatchi who will decide which one artist he wants to be part of his exhibition in St Petersburg in October. The chosen artist will travel to Russia to show their work in “Newspeak: British Art Now”, Saatchi’s latest exhibition displaying Britain’s new generation of talent. The exhibition will also move to London at a later date.

About the Television Series Every stage of the process, from initial selection to the exhibition in Russia, will be filmed for a documentary series to be broadcast later this year on BBC Two. We’ll film everything from the selection panels, to interviews with applicants, to the exhibitions and daily life during their time at the Art School. We shall also feature interviews with those who shape the contemporary art world.

The series will concentrate on the people involved, taking the time to get to know them and to understand how they set about creating their work. At heart this is a documentary series about art: how it’s created, how it embodies ideas, and how it achieves value in our culture.

This is a Princess Productions in association with Rare Day for BBC Two.

________